jueves, 17 de enero de 2019

PREMIOS DOCTORALIA AWARDS 2018

Ha sido para mí una agradable e inesperada sorpresa haber sido nominado a los prestigiosos premios Doctoralia Awards 2018 que reconocen a los profesionales más destacados de su especialidad en España.
El mero hecho de haber sido nominado por segundo año consecutivo entre los 15 psicólogos finalistas a nivel nacional entre muchos miles de compañeros que han optado al galardón en la modalidad "Especialista en Psicología más destacado de España" es ya todo un premio para mí.
Mi más sincero agradecimiento a todos los usuarios y compañeros psicólogos que han reconocido mi labor durante estos últimos años.

Doctoralia Awards en Psicología 2018

INFIDELIDAD VIRTUAL

Mi marido me ha sido infiel de forma virtual, es decir, ha estado relacionándose con una chica pero sin llegar a conocerse personalmente. Hemos hablado del tema y estoy dispuesta a pasar página y a olvidarme siempre y cuando él se comprometa a no hacerlo más. Le he dicho que no quiero hablar más del tema y no me haga comentarios al respecto. Pero el problema es que él dice que no puede a veces con el sentimiento de culpabilidad y que me ha fallado a mí y a sí mismo. Estoy preocupada. (Mari Carmen, Córdoba).
Es normal la reacción que está teniendo, especialmente tras vuestra conversación. Sabe que no ha actuado bien, se ha dado cuenta del error y siente culpabilidad. Te recomiendo que acudáis a terapia de pareja con un psicólogo que os ayude a trabajar algunos aspectos sobre lo ocurrido, para que ambos loguéis superarlo. Procura no dramatizar demasiado, ya verás como las aguas vuelven a su cauce y seguramente saldréis reforzados de esta crisis. Te recomiendo que le aceptes sus disculpas y comentarios de arrepentimiento, él necesita en este momento sacudirse su malestar por haber actuado de manera inadecuada. Eso sí, debe aprender del error.

 

SEPARACIÓN Y SUICIDIO

Por una serie de desavenencias he estado barajando la posibilidad de la separación de mi marido, me he informado sobre el tema de cara a qué es mejor para nuestra hija de 4 años. He pensado que es la mejor opción, pero por otro lado me da mucho miedo hacerlo, qué pasaría, con él, pues está sin trabajo y se está preparando oposiciones, tiene una pierna fracturada y aún no ha comenzado la rehabilitación... en definitiva, él está en muy mala posición, y eso me hace recapacitar sobre la separación... no sé qué hacer... Le he dicho que me estoy barajando esta opción...y me ha dicho "Si me dejas me suicido... no me separes de mi hija...". Me encuentro muy mal y asustada. No sé qué es normal y qué no... (Toñi, Córdoba).
Respecto a una posible separación, el estado de tu marido no debe ser el condicionante para optar por ese camino o dejar de hacerlo. La separación es un camino personal que una persona debe tomar de forma libre, con honestidad y de forma individual. Una decisión que no puede estar condicionada a la amenaza de suicidio de la otra parte, pues esa amenaza en sí misma es una forma de manipulación y de maltrato. Con esto no te estoy alentando a que te separes, sino a que la decisión que tomes, en un sentido o en el otro, la tomes por ti misma, de forma libre y unilateral, sin condicionamientos que provengan del estado personal de la otra persona. Si no lo quieres, sé honesta contigo misma y con él; lo demás todo tiene solución.

COACHING E INTRUSISMO PROFESIONAL

Tras la etiqueta “coaching” se esconde a menudo (no siempre) la estafa y el intrusismo profesional, pues en España este tema no está adecuadamente regulado. Para que una persona pudiera ejercer como coach debería tener una formación sólida, con años de bagaje, preparación y experiencia. No se puede ser coach con un cursillo de unos cuantos fines de semana, por mucho dinero que se haya pagado por él. Desde mi punto de vista, lo ideal sería que un coach contase con la carrera de Psicología. Formar a un buen psicólogo-coach es un duro esfuerzo que debe atesorar lustros de formación y experiencia.
El problema es que muchos coaches (no todos) son sólo oportunistas sin apenas estudios, charlatanes que promulgan una filosofía barata, sin contenidos, sin apoyo empírico. Temerarios que empujan a las personas al narcisismo, a la prepotencia, al egocentrismo y a tomar decisiones arriesgadas a base de inyectar esperanzas y fantasías sobre su realidad, inventando un mundo artificial e irreal. Y tras sus “técnicas de choque”, cuando se termina la fantasía, las personas se encuentran perdidas y pueden entrar en crisis con consecuencias imprevisibles: divorcios, separaciones de familiares, distanciamiento de amistades e incluso, en casos extremos, psicopatologías, depresión e incluso intentos de autolisis.
Si usted necesita algún consejo para mejorar su vida, busque los servicios de un psicólogo certificado y acreditado de forma oficial, pues todo buen psicólogo es también coach. En cambio, acudir a un profesional no contrastado podría suponer un gasto superfluo de tiempo y dinero. Téngalo claro: si por desgracia usted pierde su empleo la solución no es pensar que "es lo mejor que me ha pasado en mi vida". Si le llega una letra impagada el problema no se resolverá pensando que se trata de un cheque a su favor. La realidad es la que es y no se puede manejar con el simple “pensamiento positivo", sino afrontándola con estrategias reales y efectivas.

¿Cuál es la diferencia entre Coaching y Psicología?
(Antonio, Córdoba)
En la actualidad el coaching se ha puesto de moda y la frase “pon un coach en tu vida” cuenta cada vez con más partidarios que defienden esta doctrina como la panacea snob y desenfadada que solucionará los problemas de la gente. Realmente, el coaching como tal es un simple diálogo en el que un supuesto profesional trata de motivar a un cliente para que haga lo que se supone que él desea hacer, algo que "per sé" ya está incluido entre las muchas funciones que a diario lleva a cabo cualquier Psicólogo.
Pero aquí la clave es marketiniana, por cuanto cualquier persona puede practicar pseudopsicología del coaching y autodenominarse psicoterapeuta, sin necesidad de ser psicólogo y sin la preparación y permisos legales necesarios para ello. Es como aplicar la medicina sin estudiar la carrera, y encima decir que ello es mejor que lo que hace cualquier médico oficial. Un chollo para el que no sabe a qué dedicarse en la actual situación de crisis económica. De este modo, la popularidad del término coaching se une a su falta de regulación legal. Así, si a Pepe, el dueño de la zapatería de la esquina le va mal su negocio, no tiene que hacer nada para ser coach, simplemente autocatalogarse de que lo es, o hacer un cursillo no reglado de unos cuantos fines de semana y comenzar a facturar a costa de la ignorancia y la desesperación de la gente.
Al comienzo de esta moda, y dado que el coaching estaba únicamente enfocado a las empresas y al deporte, parecía coherente que un "coach" procediese de estudios tales como Psicología, Empresariales, Derecho, o similares. Hoy en día da igual; hay coaches que ni siquiera han terminado el bachiller y que logran facturar un buen dinero gracias al vacío legal existente, algunos incluso aplicando subnormalidades y doctrinas tan degeneradas y tan exageradamente pervertidas, que no hay nada de Psicología en lo que hacen.


EL PODER DEL SUBCONSCIENTE

Quienes trabajamos en el ámbito de la Psicología tenemos claro que el subconsciente es mucho más poderoso y más importante que el pensamiento consciente. De hecho, la mayor parte de nuestros procesos mentales son subconscientes, aun cuando no podamos controlarlos. Eso sí, podemos reprogramarnos en cualquier etapa de la vida mediante un entrenamiento psicológico adecuado. 

Bruce Lipton, un biólogo celular estadounidense publicó hace una década el libro “La biología de la creencia”, en el que a grandes rasgos, planteaba que el entorno físico de un organismo vivo le condiciona incluso más que su carga genética. Por tanto, los seres humanos, como organismos vivos, no estaban determinados sólo por sus genes, sino condicionados por el entorno y sobre todo por sus «creencias», lo que los podría convertir en gran medida en dueños de su destino. 

Esto tiene muchas aplicaciones dentro de la Psicología Cognitiva. Por ejemplo, nos sirve para entender cómo funciona un placebo: “Si cambio mi creencia y pienso que esto me va a sanar, si tomo una píldora porque creo que me va a traer salud, ésta supuestamente me mejora y me sana, pero la píldora podría ser de celulosa o de azúcar. Y la píldora en realidad no ha hecho nada, han sido mis creencias. Y a eso lo llamamos pensamientos positivos y efecto placebo”.

Lipton afirma que la mente humana actúa de manera muy particular: “si cierro los ojos, los abro y veo a alguien a quien amo, entonces mi cerebro segrega dopamina, oxitocina, etc. Lo puedo sentir en mi cuerpo, puedo sentir el amor, y esa química trae salud a mis células. Por eso, quien se enamora se siente tan bien. Pero si abro los ojos y veo algo que me asusta, segrego hormonas del estrés, que frenan el crecimiento del cuerpo y apaga el sistema inmunitario. Por eso cuando estás bajo mucho estrés, puedes acabar enfermando”.

miércoles, 16 de enero de 2019

TERAPIA FARMACOLÓGICA

Estoy con terapia psicológica, pero con todo el dolor de mi corazón creo que voy a tener que tomar pastillas, la depresión me está superando y me encuentro ya bastante triste. Jamás me imaginé que yo podía caer en esto. Me podría indicar qué pastillas me puedo tomar? Para que mi médico me las recete y en qué cantidad? Sé que las pastillas son un arma de doble filo pero es que esto es horrible jamás jamás jamás me imagine esta pesadilla en la vida. (José Antonio, Córdoba)
No pasa nada por tomar pastillas si finalmente las necesitas. A veces con la terapia psicológica no es suficiente para solventar el problema y es preciso apoyarse en los psicofármacos. Eso no quita para que sigas haciendo las tareas que el psicólogo te está encomendando, pues los fármacos deben servir de ayuda, pero no deben ser el único recurso, y ten claro que lo que realmente te permitirá superar tu problema es la psicoterapia, no los medicamentos.
El fármaco adecuado debe ser el psiquiatra quien lo prescriba. A muchos de mis pacientes les fue bien cuando el médico les recetó algún inhibidor de la recaptación de serotonina (Sertralina, Venlafaxina, Escitalopram...). Pero insisto, debe ser el médico quien prescriba el más adecuado, ya que yo como psicólogo no puedo entrar en ese terreno.
 

ANSIEDAD DISTÍMICA

Acabo de buscar lo que es ansiedad distímica en internet, no se para qué lo miro.... y pone que la distimia es crónica, me voy a quedar así para siempre??? Ya no voy a volver a ser la que era antes??? Pone que se mejoran los síntomas pero que se tiene de por vida y por rachas... (María, Torre del Mar)
La distimia se supera, y la ansiedad también, siempre que hagamos lo que tenemos que hacer. Olvídate de lo que dice Internet. Deja ya de investigar y de mirar, tú no eres psicóloga. Haz las tareas que te mande tu psicólogo y olvídate de lo demás.

ANSIEDAD, MEDICACIÓN Y SUEÑO

Desde que me tomo las pastillas que me mandó el psiquiatra no dejo de tener sueño y eso me preocupa. A ver para acabar con la ansiedad hay que encontrar el motivo por el que se ha generado, no? La mía se ha acrecentado por la toma de una medicación pero ya estaba ahí por el ataque de pánico que tuve antes de ingerir el medicamento. Yo busco y busco porque hasta que no encuentre la raíz del problema sé que no va a desaparecer no?
Yo soy hija única, muy sobreprotegida por mi familia, en estos momentos en los que me encuentro débil estoy como en una cárcel me tienen agobiada con tanta pregunta de cómo estoy además de mandar en las tareas de mi casa y de imponer lo que tengo que hacer, recoger o limpiar. Es como si yo ya no estuviera casada y no tuviera independencia en mi vida, no sé si entiendes lo que te estoy diciendo. A mí siempre me ha molestado mucho que me controlen, puede ser que esa sobreprotección que yo se que la hacen sin ninguna mala intención me esté generando la ansiedad? Creo que he sido una persona que siempre ha estado sometida a la aprobación de mis padres siempre se lo he consultado todo, es como si ellos llevaran las riendas de mi vida, como si hubiera dependido siempre de ellos aunque yo me sentía una persona muy independiente. No se lo mismo estoy equivocada, pero no paro de darle vueltas al asunto
(Toñi, Jaén).

El sueño es por el ansiolítico. Supongo que el psiquiatra te lo advirtió cuando te lo prescribió.
La sobreprotección produce hijos inseguros y más vulnerables a la ansiedad. La causa no es la el medicamento que tomaste, sino un cúmulo de causas que previamente al fármaco se produjeron en tu vida y ante las cuales tu respuesta no fue la adecuada ni la más adaptativa. El fármaco simplemente agravó las cosas. Tendrás que trabajar la autoestima con tu psicólogo.
Los pensamientos recurrentes se irán poco a poco a medida que vayas superando el problema y te vayas convirtiendo en una persona más segura, fuerte e independiente desde un punto de vista emocional. 

 

MIEDOS Y METAS

Tus miedos son el ancla que te ata a tu mediocridad. Las personas que alguna vez han alcanzado sus sueños o han logrado hacer algo importante en su vida, en algún momento, tuvieron que enfrentarse a sus miedos. No es el miedo lo que te impide alcanzar tus metas, sino cómo reaccionas ante él. ¿Qué pasaría si ocurriera/hiciera esto…? La respuesta a esta pregunta, por lo general, suele ser: no pasaría absolutamente nada. Y sin embargo, ¿cuántas cosas maravillosas te has perdido en la vida por culpa de tus miedos?

martes, 30 de octubre de 2018

AGORAFOBIA Y EXPOSICIÓN EN VIVO

Estoy haciendo terapia cognitivo-conductual para ansiedad y agorafobia, mi psicólogo dice que para estos casos es mejor hacer la terapia empezando por las exposiciones reales, sin hacer previamente las fases anteriores. ¿Esto es correcto? ¿Cómo voy a hacer las exposiciones sin más, sin ningún otro recurso? (Antonio, Écija)

El enfoque es correcto. La exposición en vivo es la manera más efectiva de afrontar la mayoría de las fobias. Sin embargo, si te sientes superado por la situación, hazle saber a tu terapeuta tu malestar, puede que empezar primero por una exposición imaginada o mediante realidad virtual haga que el proceso te sea más llevadero. Personalmente suelo optar en muchas ocasiones por una terapia más gradual; simplemente se trata de posponer la exposición en vivo para rebajar poco a poco el nivel de ansiedad.

miércoles, 10 de enero de 2018

CAMBIO DE HUMOR Y TERAPIA PSICOLÓGICA

Nunca he asistido a un psiquiatra. Pero llevo observando desde hace meses, cambios continuos de humor, no asimiló un mínimo cambio de planes, hay veces que me siento como muy agresiva, cosas muy raras. Se lo comente a mi médica de cabecera y me dijo que eso son etapas. Es normal? (Fernanda, Córdoba)
Te recomiendo que acudas al psicólogo antes que al psiquiatra, pues por lo que comentas es muy probable que con psicoterapia pudiera solucionarse tu problema.